Ads Top


NYLON: "Lady Gaga mató a la música pop en 2008, y de inmediato la devolvió a la vida"


En el marco de la celebración de los 10 años de carrera de Lady Gaga, la revista NYLON compartió un interesante artículo para hablar de cómo el aterrizaje de Mother Monster marcó un antes y un después para la música pop. A continuación puedes leer la publicación traducida:


La música pop del siglo XXI se puede dividir en dos partes: Antes de Gaga y Después de Gaga. El aterrizaje forzoso del single debut de Stefani Joanne Angelina Germanotta, "Just Dance", el 8 de abril de 2008, hizo explotar el paisaje pop en un brillo de glitter, spray para el cabello y, más bien triunfalmente, música dance. Nada se sintió igual en el género después del éxito nocturno de Gaga. El acceso de los fans se volvió más directo, teniendo que cambiar sus respectivos favoritos; la artistas dirigieron conversaciones sobre política de identidad y los fanáticos se sintieron inspirados para participar abiertamente; la música que comenzó a dominar el Billboard Top 100 y las ondas de radio cambiaron. Fue un momento sísmico, que desencadenó ondas de choque que todavía sentimos hoy.

Y de muchas maneras, comenzó con Lady Gaga y su revolución de la música dance. Ahora, Lady Gaga no fue la primera estrella del pop en introducir elementos de baile en su música. El álbum "X" de Kylie Minogue, lanzado en noviembre de 2007, es un claro antecesor del sonido de Gaga. Ambos usan su influencia euro house en sus mangas y juegan con insinuaciones sexuales, a lo Gaga. "Quiero dar un paseo en tu disco stick", que no es exactamente sutil, pero no menos delicioso.

Sin embargo, Minogue y, en cierta medida, Madonna, cuyo álbum de 2007 "Confessions on a Dance Floor" también es importante para el género, no se dieron cuenta de la creciente presencia de las redes sociales como Gaga. Esta es indudablemente una división generacional; tanto Minogue como Madonna eran leyendas vivas para cuando salió "Just Dance", que ya disfrutaba de bases de admiradores masivas y estables. En 2017, Britney Spears rompió los días del pop bubblegum de Christina Aguilera, Jessica Simpson y otros en pedazos, dejando un gran signo de interrogación sobre lo que vendría después. Y debido a que a menudo se culpó a la caída de Britney de la omnipresencia de las cámaras y los medios en su vida, parecía contradictorio que el próximo ícono del pop en ascenso abrazara esas cosas. Y sin embargo, eso fue exactamente lo que sucedió con Lady Gaga, una artista que creció en Madonna y Minogue, y que tuvo la inteligencia para construir una marca para la edad de las redes sociales. Después de que salió "Just Dance", el paisaje cambió hacia el futuro frenético, tweetable, qué en el nombre de Dios es esa persona. (No estoy diciendo que la era "Hard Candy" de Madonna, que comenzó a mediados de abril de 2008, fue el resultado directo de esta nueva actitud pop, pero tampoco digo que no lo fuera).

Fue entonces cuando Katy Perry, montando la ola del problemático himno de MySpace, "Ur So Gay", lanzó el (¡en retrospectiva!) el igualmente problemático "I Kissed A Girl". Aguilera, al ver este cambio hacia el dance pop de tendencias futuristas, lanzando "Keeps Getting Better" y, con ello, debutó con una apariencia que era muy similar al flequillo blanqueado y el pelo liso de Lady Gaga. Y luego Beyoncé, la única artista que pudo superar a Gaga y viceversa, debutó con su alter ego Sasha Fierce, que finalmente las unió para dos canciones, "Telephone" y "Video Phone".

Eventualmente, Kesha se liberaría de ser solo la voz destacada en "Right Round" de Flo Rida y lanzaría "TiK ToK" en agosto de 2009, solo unas semanas después de que The Black Eyed Peas dejara caer lo que se convertiría en la canción del año, "Gotta Feeling", un buffet aural de toda la influencia electrónica dance del momento. La burbuja económica había estallado, y el público se tambaleaba por sus efectos perjudiciales y ansiaba desesperadamente algo, cualquier cosa para escapar de él. La música de baile golpeando a través de las radios, desgastando finalmente la influencia de Timbaland y escalando los charts de iTunes, es un resultado directo de ese deseo.

Al mismo tiempo, se formaron nuevas comunidades en línea. Las redes sociales fomentaban un nuevo tipo de fanáticos y las estrellas del pop interactuaban con ellos, proporcionándoles contenido, pistas y actualizaciones diarias inéditas a principios de la década de 2000, cuando los equipos callejeros de artistas seguían siendo una cosa. Donde la música pop alguna vez fue algo para disfrutar solo, en su automóvil y en la radio, en 2008 se vio que se convertía en un dispositivo móvil y proliferaba en movimientos en línea en toda regla. A través de todo el desorden que sucedía en el mundo de los adultos, llegó un medio de escape y conexión para los jóvenes. Las vibraciones una vez recluidas en clubes restringidos por edad se hicieron disponibles para las masas y el baile se convirtió en una cosa unificadora, como lo fue durante otros períodos de decadencia económica, como los discos de los '70 y la electrónica de los '90. Gaga no lo hizo sola, pero dio el visto bueno a miles de niños para dejarlo ir. Entonces, como un todo, lo hicimos. Y hemos estado bailando desde entonces.

Traducción: Lady Gaga Monster Blog
Si copias la traducción, menciona los respectivos créditos.

NYLON: "Lady Gaga mató a la música pop en 2008, y de inmediato la devolvió a la vida" NYLON: "Lady Gaga mató a la música pop en 2008, y de inmediato la devolvió a la vida" Reviewed by José Delgado on 4/19/2018 12:40:00 a. m. Rating: 5

No hay comentarios